Afrontando el estrés

Hola a todos y ¡feliz año 2015! Ya estamos de vuelta también en el blog y queríamos empezar el año de forma positiva. Después de una época convulsa, como han sido las navidades, aquí vamos con unas estrategias para afrontar el estrés, tal y como prometimos en posts anteriores.
En nuestro anterior articulo “claves del estrés” (http://bit Check Out Your URL.ly/1DLUWlA) ya comentamos la importancia de la prevención para evitar los efectos nocivos del estrés y su cronificación, por lo tanto, estos consejos o estrategias son tan útiles para personas que ya sufren de estrés, como para aquellas que no.
Una reserva de bienestar físico es un buen colchón de recursos para situaciones estresantes. Mente y cuerpo son uno y como tal se influyen mutuamente. Por ejemplo; Asegúrate que duermes las horas necesarias para un buen rendimiento, y que esas horas de sueño te proporcionen un sueño reparador. Para esto, es importante que te rodees de unas condiciones adecuadas para el descanso. Por ejemplo, una habitación en silencio, alejada de tus zonas de trabajo, que te permita desconectar; completar las tareas que te rondan la cabeza; evitar el abuso de alcohol y sustancias excitantes; no comer o hacer ejercicio justo antes de irte a dormir, ya que son procesos estimulantes que no favorecen la conciliación del sueño, etc. También elejercicio físico es un aliado para nuestras defensas. Ayuda a mantenernos sanos en general y en relación al estrés produce un gasto de adrenalina que promociona la tranquilidad y también libera endorfinas, un quemador de estrés natural. Incluso una dieta equilibrada puede influir en nuestra reserva energética y como tal en nuestra motivación a la hora de enfrentarnos a aquello que nos es incómodo y no provoca malestar y estrés.
Aprender alguna técnica de relajación será muy beneficioso para el resto de tu vida. Estas técnicas se pueden utilizar en cualquier momento, tanto si estás estresado como si no. Incluso se pueden utilizar en un momento puntual de estrés para reducirlo inmediatamente. También las técnicas de meditaciónnos ayudan a dar otro sentido a nuestra vida, sin juzgar lo que nos ocurre, con una actitud de aceptación que nos permite decidir con mayor libertad como queremos reaccionar ante los acontecimientos de nuestra vida diaria. Una actitud centrada en lo que ocurre aquí y ahora, y no en lo que pasó o en lo que vendrá.

 

A la larga, si “cumplimos” con nuestra tarea de buscar la calma, ésta se acumula en nuestro cuerpo y tiene una utilidad en nuestra vida. La calma atrae calma y el estrés, más estrés. Si aprendes a comportarte de forma sosegada, reduces urgencia, reduces gravedad en las situaciones que percibes como amenazantes, incluso te resistes a meterte en conflictos que, en el fondo, sabes que supondrán más estrés sin reportar beneficio alguno.

 

Hasta el próximo post. Seguiremos trabajando por la calma y la tranquilidad;)

 

Irene López Romero
CV11092
Irene.lopez@lucentumpsicologia.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies