Intervención psicológica con menores

A lo largo del desarrollo de niños y adolescentes, los padres y educadores se encuentran con multitud de dificultades, dudas y problemas. Gran parte de ellos son problemas o hitos evolutivos que cada familia puede solventar sin ayuda profesional. Sin embargo, si esos problemas persisten en el tiempo, generando malestar en el niño e interfiriendo de forma negativa a nivel familiar, social y escolar, se hace necesaria la búsqueda de ayuda profesional.

Al contrario de lo que se pueda pensar, estos problemas emocionales y conductuales son frecuentes en población infanto-juvenil, estimándose que alrededor del 20% de niños y adolescentes sufren problemas a nivel psicológico. Identificar e intervenir en estos problemas o dificultades es esencial para garantizar un desarrollo sano y feliz de estos niños.

Nuestro objetivo como psicólogos infanto-juveniles es ofrecer una atención integral al niño y adolescente y a su familia, teniendo en cuenta todos los contextos que influyen en ellos (escolar, social, familiar…). Se trata de asesorar y guiar a los padres en todas las dificultades y dudas que puedan surgirles; y de diseñar e iniciar un tratamiento psicológico adaptado a cada menor cuando sea necesario.

Nuestra intervención como psicólogos infantiles consta de unas sesiones iniciales en las que, mediante entrevistas y pruebas, se realizará una evaluación del problema que existe y de los factores causales y mantenedores de éste para establecer un plan de intervención adaptado a cada caso. Una vez finalizada la evaluación, se explicará a los padres si el niño presenta un problema que requiera intervención psicológica o no. Si fuese necesario realizar intervención con el menor, se explicará a los padres cuáles van a ser los objetivos y el plan a seguir.

En ocasiones, el menor no precisa intervención psicológica pero presenta determinadas conductas ante las que los padres no saben cómo actuar o manejar y puede ser conveniente realizar algunas sesiones para proporcionarles  pautas de actuación.

Estas son algunas de las áreas en las que intervenimos con menores:

-Problemas de conducta (desobediencia, rabietas, conductas agresivas)

-Trastornos de ansiedad

-Depresión y déficit de autoestima

-Problemas escolares y de rendimiento académico

-Miedo a la oscuridad y problemas a la hora de dormir

-Problemas con el control de esfínteres

-Celos infantiles

-Problemas de relación social

-Problemas derivados de procesos de divorcio

-Fobias específicas, fobia social y fobia escolar

Psicología infanto Juvenil

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies