24 horas compartiendo casa con un pequeño terremoto: Mi hij@

La situación de confinamiento actual nos está poniendo a prueba a todos. Pero si además compartes casa con un niño o una niña, el reto resulta todavía más grande. Pero, pongámonos por un instante en sus pequeñas zapatillas. Se están enfrentando a una situación totalmente antinatural para ellos y ellas: lejos de su colegio, sin apenas oportunidad para relacionarse con sus iguales y, por supuesto, con poco espacio para jugar al balón. Además, si a los adultos ya nos cuesta encontrar estrategias para manejar y expresar de forma adecuada nuestros pensamientos y sentimientos ante este confinamiento, ellos y ellas en muchas ocasiones ni siquiera tienen desarrollada todavía esta capacidad.

Por ello, queremos mandaros una pequeña aportación en forma de pautas para tratar de aportar algo de normalidad a esta situación tan poco natural.

  1. Lo más repetido en estas semanas: Rutina. Sabemos que para muchos resulta muy complicado. Pero con organización todo es posible. Intentad estableced un horario que incluya la realización de tareas escolares, a poder ser en horario de mañana. Esto ayudará a que los niños y las niñas puedan anticipar, sabrán lo que toca en cada momento y surgirán menos problemas durante la convivencia.
  2. Control del tiempo dedicado a la tecnología. Es lógico que pasando tantas horas en casa aumente el uso de móviles, tablets, ordenadores y demás dispositivos. Pero debemos tener un control y poner límites. Dentro del horario que establezcáis, incluid un tiempo y un momento para ello y dejad claro que una vez que el tiempo se acabe debemos pasar a la siguiente actividad.

  1. Evitad la sobreinformación. Los niños y las niñas captan y absorben toda la información y todas las emociones. Para evitar que ellos y ellas reciban una información que no puedan entender o que no sepan manejar debemos tratar de no sobreinformarnos nosotros mismos. Escoged un momento al día para informaros e intentad explicadles a los niños y a las niñas lo que sucede si muestran preocupación o curiosidad, pero con un lenguaje y unos datos adaptados a su edad. Evitad también las tertulias sobre el tema en su presencia.
  2. Fomentemos el interés por la lectura. Tenemos por delante un tiempo maravilloso para enseñar a los más pequeños a disfrutar la lectura. No pueden salir de casa, pero utilizando su imaginación y un buen libro podrán volar a cualquier lugar del mundo.
  3. Compartid momentos y actividades nuevas. Estas semanas en casa nos dan la oportunidad de realizar actividades para las que normalmente la acelerada rutina diaria no nos deja tiempo. Dejemos volar nuestra imaginación inventando juegos y permitámosles experimentar y crear. Además, en internet encontraremos un sinfín de ideas para inspirarnos.

¡Todo irá bien familias!

#DesdeMiVentana #QuedateEnCasa

Andrea Fuentes Marcos CV14125

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies